Biografía Dr. Manuel Barros Borgoño

Dr. Manuel Barros Borgoño y amistades en Universidad de Chile

Infancia e inicios en la medicina.

Don Manuel Barros Borgoño nace en Santiago el 11 de julio de 1852, hijo de don Manuel Barros Arana y doña Eugenia Borgoño Vergara.

A temprana edad pierde a su padre; al poco tiempo, inicia sus estudios secundarios en el seminario de Santiago.  Luego ingresa a las aulas  del Instituto Nacional cuando era entonces  director D. Diego Barros Arana, su tío paterno. Desde esas aulas empieza a dar muestras de una extraordinaria capacidad. Cumplidos los 16 años, ingresa a la Facultad de Medicina de la U. de Chile.

En 1872, recién egresado y con 20 años de edad, lucha como flamante médico contra la temible viruela. Don Manuel presta sus servicios de galeno en el Lazareto de S. Vicente de Paul. Tan destacada fue su labor profesional que recibe condecoración: Medalla de Oro de 1ª Clase.

1873, cumplidos los 21 años de edad, viaja a Europa y se incorpora a la Escuela de Medicina de París. En Francia, estudió los descubrimientos de Luis Pasteur y la cura antiséptica. Nuevamente se destaca por sus dotes y se convierte en uno de sus estudiantes más aventajados.

La siguiente cita ilustra lo señalado: ”con las condiciones excepcionalmente sobresalientes del talento de Manuel Barros Borgoño, creemos que el gobierno haría obra útil contratándolo para  que a expensas del erario prosiguiera sus estudios”, así lo señala nuestro embajador en Francia, por aquellos años. En efecto, el gobierno de la época le otorga  beca de estudios mediante Decreto Supremo.

A los 27 años vuelve a Chile y revalida su título universitario en la Universidad de Chile. Sus biógrafos señalan que el prominente científico Don Manuel Barros Borgoño era además un humanista que sentía un culto apasionado por las letras, la pintura y la música. Sumaba a esos atributos una atracción por la naturaleza y la floricultura. El mismo año 1879 de su vuelta al suelo materno contrae nupcias con doña Elena Puelma Tupper.

Dr. Manuel Barros Borgoño leyendo un documento.

Participa en la Guerra del Pacífico, en la instalación del Hospital de Sangre Domingo Matte y en 1880 parte al frente de guerra cumpliendo labores de cirujano donde se hace presente en las batallas de Tacna y Arica.

En 1881, representó a Chile en el Congreso Médico Internacional de Londres.

En 1882, de nuevo en Chile, toma parte en la Comisión para estudiar la Construcción de la Nueva Escuela de Medicina y ejerce la cátedra de Clínica Quirúrgica desempeñándola en forma brillante durante 20 años llegándose a convertir en el más eminente  de los maestros de cirugía  de esta escuela, cuando el pensamiento positivista marcaba una profunda tendencia en la vida y la cultura occidental. A lo anterior se suma que el eminente médico también le destina dedicación a los procedimientos de Anestesia.

El 14 de abril de 1889, se inaugura la  Nueva Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, en la Avenida Independencia, en los mismos terrenos que Barros Borgoño había propuesto al Gobierno de la época.

Inicios en el camino docente.

Recién iniciado el siglo veinte, fue designado Rector de la Universidad de Chile, desde esa investidura no tuvo dificultades para ejercer docencia y formar parte del Consejo de Instrucción Pública y al mismo tiempo, ejercer como director del actual Hospital Barros Luco. Su trabajo era abrumador, no obstante, jamás abandonó  sus clases ni a sus pacientes. En consecuencia, su deterioro físico se hizo evidente. La noche del 27 de diciembre de 1902 asiste a la clausura del Congreso General de Enseñanza y pronuncia un discurso magistral.

Fue el último destello luminoso de aquel cerebro dotado por la naturaleza de relevantes cualidades. Don Manuel Barros Borgoño falleció el 10 de marzo de 1903, a la edad de 51 años.

Podemos afirmar junto a sus biógrafos que con justa razón el eminente maestro, médico y autodidacta fue el más genuino representante del desarrollo y conocimiento científico del siglo diecinueve.

Logros:

  • Suprimió el latín e introdujo el alemán, el francés y el inglés en el bachillerato
  • Trajo a Chile la cirugía antiséptica y aséptica de la cirugía clínica y operatoria.
  • Fundó la cátedra de clínica quirúrgica en la escuela de medicina y se desempeñó como profesor en esta misma.
  • Fundó la enseñanza industrial y agrícola.
  • Estimuló el estudio de las ciencias y de las artes en los liceos.
  • Distribuyó becas a los alumnos con mejores aptitudes para el estudio y que pertenecían a familias de escasos recursos económicos.
  • Patrocinó la construcción del Palacio de Bellas Artes, de la Escuela de Farmacia y de la Escuela de Matemáticas.
  • En 1902, creó diversos liceos: el Instituto Industrial y Comercial Iquique y el Liceo Nº2, que desde su muerte lleva su nombre, Liceo A-10 Manuel Barros Borgoño.